¿Cómo hago para automotivarme? – Usa Tu Mente + esta sencilla Técnica

como-hago-para-automotivarme

El obstáculo más grande y complejo que jamás tendrás que superar es tu mente. Si puedes superar eso, puedes superar cualquier cosa.

¿Alguna vez has perdido tu motivación?

Sé exactamente cómo te sientes.

Hubo un momento en que mi motivación se fue a la porra. Miraba a otros motivarse a sí mismos para hacer cosas simplemente sabiendo que estas cosas tenían que hacerse. 

Pero yo no. Para mí la motivación era un juego intimidante en el que intentaba obligarme a hacer algo mientras mi mente evitaba hacerlo. 

Si ganaba tendría que hacer algo que realmente no quería hacer. 

Y si perdiera estaría un paso más cerca de arruinar el resto de mi vida. 

Al menos así me sentí. 

Y nunca supe realmente si iba a ganar o perder hasta el último minuto.

No estaba siendo consciente.

La buena noticia es que con la práctica diaria he recorrido un largo camino.

La estrategia implica reflexión diaria consciente.

La verdad es que la motivación puede ser fugaz por eso necesitamos recargar positivamente nuestra mentalidad regularmente. 

Estas son algunas de las cosas clave en las que reflexiono regularmente para apoyar mi práctica de fomentar una mentalidad más consciente y motivada:

  1. No es el peso lo que te rompe es la forma en que lo llevas. Puedes usar el dolor, la frustración y los inconvenientes para motivarte en lugar de molestarte. Tú tienes el control de la forma en que ves la vida. Las cosas bellas pasan cuando te alejas del pensamiento negativo.

  2. Tú siempre tienes una opción. Elige ser negativo y encontrarás muchas razones para detenerte y fruncir el ceño. Elige ser positivo y encontrarás muchas razones para avanzar y sonreír. El arma más poderosa contra el estrés y el desaliento es nuestra capacidad para elegir un pensamiento sobre otro. Entrena tu mente para ver lo bueno en todo.

  3. Uno de los momentos más gratificantes e importantes de la vida es el momento en que finalmente encuentras el coraje para dejar de lado lo que no puedes cambiar. Cuando dejas de preocuparte por lo que no puedes controlar tiene más tiempo para cambiar las cosas que sí puedes controlar. Y esto cambia todo.

  4. Nunca te conviene compartir mucho tiempo con personas que intentan desanimarte constantemente (incluso si son de tu familia). Porque si eres el tipo de persona que cree que hay algo para ti más allá de lo que se espera que hagas, no puedes rodearte de gente detractora. Pero es muy probable que te vuelvas tan ordinario como ellos esperan que seas. Y no hay absolutamente ninguna razón para hacerte eso a ti mismo. 

  5. El éxito a largo plazo en la vida es un poco de habilidad, motivación y actitud. La habilidad es lo que eres capaz de hacer todos los días. La motivación determina lo que realmente haces todos los días. Y la actitud determina qué tan bien lo haces. Ten esto en cuenta y manténte bajo control.

  6. Sentarte a preocuparte es un mal uso de tu increíble energía creativa. En lugar de imaginar lo peor, imagina lo mejor y cómo puedes lograrlo.

  7. Siempre es mejor estar agotado por un trabajo significativo que estar cansado de no hacer nada. Pon el esfuerzo y vive la vida que has imaginado. Despierta y recuerda que tú eres lo que haces hoy, no lo que dices que harás mañana. Las cosas buenas no llegan a los que esperan sino a las personas que trabajan con objetivos significativos. Cuando todo está dicho y hecho muchas veces se dice más de lo que se hace. Pero no tiene que ser así. La forma de ponerse en marcha y sentirse bien al respecto es dejar de hablar y comenzar a hacerlo.

  8. Imagina lo mucho más efectivo y feliz que serías si en lugar de temer y luchar contra ciertas tareas simplemente las hicieras. Recuerda que la tarea que tienes por delante nunca es mayor que la fuerza dentro de ti. Haz lo correcto, no lo fácil. Y cuando la tarea es grande, haz solo un poco cada día. Incluso el hábito más pequeño cambia todo a largo plazo. 

  9. El esfuerzo nunca se desperdicia inclusive cuando produce resultados decepcionantes. Porque siempre te hace más fuerte, más educado y más experimentado. Así que cuando las cosas se pongan difíciles, se paciente y sigue adelante. El hecho de que estés luchando no significa que estés fallando. Todo gran éxito requiere algún tipo de lucha para lograrlo.

  10. El siguiente paso siempre vale la pena tomar. No importa lo que suceda, no importa lo lejos que parezca que estés lejos de donde quieres estar, nunca dejes de creer que lo lograrás. Ten la creencia implacable de que las cosas funcionarán, de que el largo camino tiene un propósito, de que las cosas que deseas pueden no suceder hoy pero sucederán. Practica la paciencia. Y recuerda que la paciencia no se trata de esperar… más bien  es la capacidad de mantener una buena actitud mientras se trabaja duro para progresar todos los días y saber que este viaje vale la pena.

Y ahora es el momento de una rápida revisión de la realidad

Si alguna vez te has encontrado pensando que eres demasiado joven o demasiado viejo para tener éxito o para emprender un camino significativo, aquí hay una breve lista de personas que han logrado cosas increíbles en diferentes edades, jóvenes y mayores:

  • Helen Keller, a la edad de 19 meses, quedó sorda y ciega. Pero eso no la detuvo. Ella fue la primera persona sorda y ciega en obtener una licenciatura.

  • Mozart ya era competente en el teclado y el violín, y comenzó a componer música a la edad de 5 años.

  • Shirley Temple tenía 6 años cuando se convirtió en una estrella de cine en “Bright Eyes”.

  • Ana Frank tenía 12 años cuando escribió “El diario de Ana Frank”.

  • Magnus Carlsen se convirtió en un gran maestro de ajedrez a la edad de 13 años.

  • Nadia Comaneci fue una gimnasta de Rumania que obtuvo siete calificaciones perfectas de 10.0 y ganó tres medallas de oro en los Juegos Olímpicos a los 14 años.

  • Tenzin Gyatso fue reconocido formalmente como el 14º Dalai Lama en noviembre de 1950, a la edad de 15 años.

  • Pelé, la superestrella del fútbol, ​​tenía 17 años cuando ganó la Copa del Mundo en 1958 con Brasil.

  • John Lennon tenía 20 años y Paul McCartney tenía 18 años cuando los Beatles celebraron su primer concierto en 1961.

  • Beethoven era un virtuoso del piano a los 23 años.

  • Isaac Newton escribió The Principia (que contiene las leyes de movimiento de Newton), a los 24 años

  • Roger Bannister tenía 25 años cuando rompió el récord de 4 minutos, la primera persona en lograr esto.

  • Albert Einstein tenía 26 años cuando escribió la “Teoría de la relatividad”.

  • Lance Armstrong tenía 27 años cuando ganó el Tour de Francia.

  • J.K. Rowling tenía 30 años cuando terminó el primer manuscrito de “Harry Potter”.

  • Amelia Earhart tenía 31 años cuando se convirtió en la primera mujer en volar sola a través del Océano Atlántico.

  • Oprah tenía 32 años cuando comenzó su programa de entrevistas, que se convirtió en el programa mejor calificado de su tipo en la historia.

  • Martin Luther King Jr. tenía 34 años cuando escribió el discurso “Tengo un sueño”.

  • Neil Armstrong tenía 38 años cuando se convirtió en el primer ser humano en poner un pie en la luna.

  • Mark Twain tenía 40 años cuando escribió “Las aventuras de Tom Sawyer”, y 49 años cuando escribió “Las aventuras de Huckleberry Finn”.

  • John F. Kennedy tenía 43 años cuando se convirtió en presidente de los Estados Unidos.

  • Henry Ford tenía 45 años cuando salió el Ford T.

  • Suzanne Collins tenía 46 años cuando escribió “Los juegos del hambre”.

  • Leonardo Da Vinci tenía 51 años cuando pintó la Mona Lisa.

  • Dr. Seuss tenía 54 años cuando escribió “El gato en el sombrero”.

  • El coronel Sanders tenía 61 años cuando comenzó la franquicia de KFC.

  • J.R.R Tolkien tenía 62 años cuando se publicó la serie de libros “El Señor de los Anillos”.

  • Ronald Reagan tenía 69 años cuando se convirtió en presidente de los Estados Unidos.

  • Nelson Mandela tenía 76 años cuando se convirtió en presidente de Sudáfrica.

Nunca es demasiado pronto o demasiado tarde para ser todo lo que puedes ser.

Hoy es el primer día del resto de tu vida.

¡PUEDES dar el siguiente paso!

Espero que ese solo hecho te motive a levantarte.

Tu turno…

Por favor, deje un comentario a continuación.

¿Qué tratas de recordar cuando estás luchando y necesitas más motivación?

¿Algo más para compartir?

Leave a Comment