Cómo Planificar El Mejor Año de Tu Vida

“Todos los días leo mis metas antes de irme a dormir y cuando me levanto. Tengo 10 metas: sobre mi la salud, la familia, los negocios, etc., con fechas de vencimiento, y las actualizo cada 6 meses. ”- Daymond John, fundador y CEO de FUBU

Durante la última semana de diciembre, me tomo unos días para reflexionar sobre el año anterior y planificar las metas para el próximo año. Este año, logré todas mis metas haciendo progresos diarios, semanales y mensuales.

Comencé a hacer esto porque no tenía un año ideal… Ese año, me di cuenta de que no tenía un equilibrio entre el trabajo y la vida en mi salud, relaciones, crecimiento, finanzas y otras áreas importantes. Así que establecí metas para las áreas en mi vida que quería mejorar y planeé mi año en consecuencia.

Al comienzo del año siguiente, traté de planificar, con la esperanza de lograr más. Si puedo lograrlo en un año, lo que generalmente puede llevar tres años, ¿por qué no tomar esa ruta? Se requerirá disciplina, priorizar y compromiso para lograr esas metas.

Ese año funcionó maravillosamente, así que dupliqué el sistema. A lo largo de los años, he optimizado mi proceso de planificación para hacer la cantidad mínima para obtener el máximo rendimiento deseado. 

Me ha permitido dirigir Proyecto Vida Plena ‘PvP’, desarrollar nuevos hábitos y mantener una vida social y saludable.

¿Cómo hago esto?

Mi proceso de manera simple consiste en lo siguiente:

  • Crear un documento con la visión.

Me imagino en un año y escribo todo lo que me gustaría que sucediera en las áreas de mi vida. Esto me permite visualizar el futuro. Escribo esto en tiempo presente.

  • Escribir mis objetivos.

Esta es una lista corta que me recuerda mis prioridades principales en las categorías principales de mi vida.

  • Medir el progreso trimestral / mensual / semanal / diario.
  • Trimestralmente: actualizar el documento de visión y la rueda de la vida
  • Mensual: Retrospectiva
  • Semanalmente: Revisar las metas anuales, las prioridades mensuales y escribir las prioridades semanales (3 personales / 3 profesionales)
  • Diario:  3 prioridades

Me gustaría ampliar cómo uso cada una de estas herramientas o procesos:

Cómo creo mi documento de visión

Por lo general, tengo un tema para el año que me inspira. Un ejemplo de un tema: “Aprendizaje extremo”, “Mi mejor físico”.

vision-libros-metas

Después de seleccionar un tema, selecciono una imagen que me recuerda el tema de ese año. Si el tema fuera “mi mejor físico”, selecciono una imagen de una persona musculosa y le pongo mi cara con Photoshop.

Esta imagen me recuerda mantenerme enfocado, comprometido y trabajar duro todos los días.

Debajo de eso, escribo mis 10 metas para el año (1 prioridad por área de mi vida), seguido de un documento de visión escrito de lo que me gustaría lograr ese año.

Escribo ese documento en tiempo presente con un lenguaje muy claro y conciso.

Este documento de visión es breve, no más de unas pocas páginas. El objetivo es visualizar realmente dónde te gustaría estar en un año.

Escaneo y leo rápidamente este documento todos los meses.

Cómo establecer metas 

Hago una rueda de la vida basada en mis principales áreas de vida. Aquí hay un ejemplo que encontré en Pinterest:

proyecto-vida-mejor-año
Fuente: BohoBerry

Tengo una lista de 10 áreas, pero puedes planificar cualquier número y cualquier ciclo de vida. El objetivo aquí es priorizar los “áreas de vida” importantes para ti. Aquí hay un ejemplo de algunos de las áreas de vida:

  • Ambiente
  • Trabajo
  • Pareja
  • Salud/Fitness
  • Finanzas
  • Mi gente (amigos)
  • Creatividad
  • Liderazgo
  • Contenido
  • Negocio propio
  • Diversión / hobbies
  • Desarrollo personal

A partir de ahí escribo una meta para cada una de estas áreas de vida. Es importante tener en cuenta que deseas que estas metas sean metas SMARTER (específicos, medibles, alcanzables, centrados en los resultados y con un límite de tiempo). Tus objetivos deben estar vinculados a un resultado deseado.

Aquí hay un ejemplo:

  • Contenido: alcanzar 100K vistas en PvP

Como puedes ver, ¡puedes enumerar cualquier cosa! Diferentes personas pueden hacer malabares con diferentes números de metas, y encontré mi punto ideal. 

A partir de ahí, me clasifico en una escala del uno al diez dentro de cada área de vida, donde estoy ahora (es decir, al final del año anterior).

Al hacer esto, me da una verificación de la ubicación de dónde estoy y puedo hacer una lluvia de ideas sobre lo que puedo hacer en los próximos tres meses para mejorar mi puntaje.

Hago esto cada trimestre.

Normalmente trato de establecer una meta ambiciosa que sea un poco incómodo. Cualquier cosa demasiado fácil no es un desafío.

Cualquier cosa demasiado ambiciosa es poco realista y desmotivadora. Elegir la meta correcta, un poco más allá de algo que crees que puedes lograr, es la clave para motivarte.

Una vez que comiences a alcanzar esas metas, comenzarás a generar inercia, lo que te permite restablecer esos objetivos cada vez más alto.

 

El proceso de revisión es clave

El truco está en el proceso de escribir tus objetivos, revisarlos constantemente y progresar progresivamente en ellos. Este proceso combinado con la visualización del objetivo final hará que esos objetivos sucedan.

Hay algunos meses en los que hago todo lo que se detalla a continuación. Otros meses en los que podría saltar un paso aquí o allá. Pero, casi nunca me salteo la sesión de planificación semanal.

 

Revisiones trimestrales

Me gusta hacer estas revisiones trimestrales alejándome un poco para ver como lo estoy haciendo mirando desde una perspectiva más amplia. Hago estas revisiones trimestrales en lugar tranquilo.

  • Actualiza la sección de la visión del futuro: realiza cualquier modificación que haga realidad tu visión. ¿Cómo se ve el éxito?
  • Actualiza el presente: vuelve a evaluar la situación de las áreas principales de tu vida. ¿Dónde te quedas corto? ¿Dónde vas progresando? ¿Dónde necesitas reajustar?

Normalmente me toma medio día para mis revisiones trimestrales.

 

Revisión Mensual

Prográmate con anticipación y asegúrate de hacerlo. Te sentirás tentado a saltarte esto en favor de algo más urgente o divertido… ¡No lo hagas!

  1. De 0 a 10, ¿cómo te sientes?
  2. ¿Cuáles fueron los aspectos más destacados y los bajos?
  3. ¿Cuáles fueron las mayores lecciones aprendidas?
  4. Revisa tus metas y evalúa tu progreso. ¿Pasaste tu tiempo en las cosas correctas? Si no, ¿cómo mejorarás el próximo mes?
  5. Escribe los objetivos para el próximo mes.

Hago esto el último día de cada mes. Más o menos, toma una o dos horas.

 

Planificación Semanal

Cada semana, reviso mis metas anuales y reviso los pasos de acción para avanzar en esas metas.

  • Revisar metas anuales y mensuales
  • Revisar el progreso de la semana pasada
  • Revisar hábitos
  • Planificar las prioridades semanales (3 personales y 3 laborales)

Hago mi planificación semanal el domingo por la mañana a las 9 a.m. Por lo general, no hago esto en más de 60 minutos.

 

Revisión Diaria

Cada mañana, escribo mis 3 prioridades principales que necesito lograr ese día en un post-it. A veces lo logro y a veces no, pero el proceso de priorización es importante. Si tengo tiempo, también haré una lluvia de ideas sobre ideas adicionales para aclarar mi mente.

 proyecto-vida-mejor-año-metas-diarias
Fuente: @penpapersoul

A partir de ahí, bloqueo mi día. Esto me permite poner tiempo de manera proactiva en mi calendario para avanzar, en lugar de ser reactivo con demandas exteriores.

Este registro me toma un par de minutos para hacer todas las mañanas.

 

Crear o cortar hábitos

Si deseas llevar tu año al siguiente nivel, intenta agregar un nuevo hábito cada mes. Idealmente, estos hábitos deberían estar relacionados con tus objetivos de alguna manera, o una de las áreas de tu vida que deseas mejorar. Algunos de los hábitos que desarrollé a lo largo del 2018:

Eliminar los refrescos

Cortar el café

Meditar todos los días

Hacer más preguntas

Audiolibros diariamente

Inconscientemente cogemos malas mañas y las mantenemos durante décadas, dijo Naval Ravikant en una entrevista con el Knowledge Project:

“Creo que los seres humanos son completamente criaturas de hábitos. Los niños pequeños nacen sin hábitos. Básicamente nacen como pizarras en blanco. Luego se habitúan a las cosas y aprenden patrones y se condicionan y usan eso para superar la vida cotidiana. Los hábitos son buenos. Los hábitos pueden permitirle procesar en el fondo ciertas cosas para que su neocorteza, su lóbulo frontal, permanezca disponible para resolver nuevos problemas “.

Tu vida es una colección de hábitos que desarrollas a lo largo de la vida. Creo que es posible volver a cablear y crear nuevos hábitos. Las investigaciones muestran que toma 66 días para que un nuevo comportamiento se vuelva automático.

grafico-habitos
Fuente: James Clear

Con el tiempo, si agregas un nuevo hábito al mes, eso aumentará hasta 12 nuevos hábitos en un año, que se acumularán a 120 nuevos hábitos en una década. Es un trabajo duro, pero estos pequeños cambios incrementales cambiarán tu vida.

Recomiendo trackear tus hábitos diariamente con una aplicación como HabitTracker (disponible para iOSAndroid).

***

Algunas otras cosas a tener en cuenta durante todo el proceso:

  • Planificar tu año requiere mucha dedicación y es un progreso incremental. Revisar y volver a planificar es crucial para ejecutar bien. Nada de eso sucede de la noche a la mañana.
  • ¡Celebra tus victorias! Por ejemplo, regálate una cena especial cuando alcance sus objetivos.
  • Es muy importante administrar tu energía. Si algunos proyectos te llevan al borde del burnout, está bien hacer una pausa y avanzar con otros objetivos.

Este es un proceso que creé para mí. Hay componentes que no serán ideales para todos.

Pero si puedes crear y seguir un proceso que funcione para ti, ¡estoy seguro de que tendrás un año emocionante, satisfactorio y muy exitoso el próximo año!

Leave a Comment