Tu Plan de Vida a Largo Plazo: 10 Años para Una Vida Extraordinaria

plan-vida-metas-largo-plazo

Las personas tienden a sobreestimar lo que pueden hacer en un día.

¿Alguna vez has visto a la persona ingenuamente optimista que hace su primera lista de tareas y tiene alrededor de quince ítems? (¿o alguna vez has sido esa persona?)

Por mucho que sobre-estimamos lo que podemos hacer en un día tendemos a subestimar lo que podemos lograr durante períodos de tiempo más largos.

Un mes.

Un año.

Una década.

El hecho de que el futuro sea siempre incierto y de que seamos malos para pronosticar lo que podemos lograr conduce a una miopía devastadora.

Durante mucho tiempo nunca tuve ningún plan específico a largo plazo. Tuve muchos mini planes, tuve éxito, viaje por el mundo, gané dinero, todas las cosas estándares. 

El problema es que sin una dirección honesta y específica sobre lo que quieres lograr, tenderás a la deriva sin rumbo, que fue exactamente lo que hice durante la mayoría de mis 20s.

Si realmente quieres tener éxito en la vida, el primer paso es ser realmente honesto contigo mismo acerca de lo que quieres y ponerlo por escrito.

La parte de escribirlo es increíblemente importante. Si solo piensas en ello en tu cabeza, no hay ningún documento físico, así como un Proyecto de Vida, que pueda responsabilizarte. Puedes seguir navegando sin rumbo con el mismo nivel de inacción que siempre has tenido. 

Cuando está por escrito, ya no puedes esconderte del hecho de que lo único que puedes hacer para que esto suceda es comenzar a trabajar para lograrlo.

 

Crear un plan a largo plazo: 10 años para una vida extraordinaria

El 25 de marzo de 2017, elaboré mi Plan de 10 años para una vida extraordinaria. Cargado con mucho deseo de superación y una imaginación a tope me hice preguntas sobre cómo quería que se viera mi vida en diez años. Dónde estaría viviendo. Lo que estaría haciendo. Cómo sería un día típico de principio a fin.

Lo sorprendente del proceso es que no estaba respondiendo cómo pensaba que sería la vida en diez años, era cómo me gustaría que se viera si supiera que no podía fallar en crear la vida que realmente quiera. 

¿Qué harías si supieras que no puedes fallar? Esa es la pregunta subliminal escondida en todas las otras preguntas.

Aquí están las preguntas que me hice, transcritas directamente de mis notas que tuve conmigo esa noche (las preguntas originalmente provienen de Debbie Millman, quien las compartió en este podcast. Ella aprendió el ejercicio de su mentor):

En esta fecha (10 años a partir del año actual), ¿cómo es tu vida?

  • ¿Qué estás haciendo?
  • ¿Donde estas viviendo?
  • ¿Con quien vives?
  • ¿Tienes mascotas?
  • ¿En qué tipo de casa vives?
  • ¿Qué clase de ropa vistes?
  • ¿Como es tu casa?
  • ¿Tus muebles?
  • ¿Tu cama?
  • ¿Cómo es tu carrera?
  • ¿Qué estás leyendo?
  • ¿Qué estás haciendo?
  • ¿Lo que te emociona?
  • ¿Cómo está tu salud?
  • En esta fecha, dentro de 10 años, ¿qué aspecto tendrá un día desde el despertar hasta la hora de acostarse?

Obviamente, puedes agregar más preguntas u obtener más detalles según sea necesario. Estas preguntas son solo inspiración para guiarte a soñar con tu futuro. Están tratando de descifrar tus deseos más profundos y expectativas ocultas.

Si no estás casado, puede tomar un cuaderno y comenzar a hacer una introspección. Si estás casado o tiene una relación seria, definitivamente deseas incluir a tu pareja en esto.

 

Usando el plan de 10 años para una vida extraordinaria

Una vez que hayas creado tu plan, el primer paso que te recomiendo es organizar las respuestas y escribirlas en formato largo en un cuaderno.

Tengo el mío escrito en mí Bullet Journal (diario reflexivo). Cada vez que necesito un nuevo Bullet Journal, me tomaré el tiempo para volver a escribir todo en el frente del nuevo diario.

Puede escribirlo si lo desea y ponerlo en EverNote o Google Docs, pero en mi opinión hay un nivel de concentración que escribir algo a mano agrega al aprendizaje. Además, en este caso, es realmente bueno reescribirlo todo cada año, ya que ayuda a reforzarlo en tu mente.

Además de escribirlo, debes asegurarte de elaborar un cronograma para revisarlo. Esto podría ser tan poco frecuente como dos veces al año o tan a menudo como todos los días.

Si seleccionas una hora que no es frecuente recordar, configura un recordatorio en la app del calendario para recordarte que debes hacerlo.

Lea todo en voz alta con tu cónyuge (si tienes).

 

Poner el plan a 10 años en acción

Realmente creo que incluso el acto de pensar en lo que realmente quieres y escribirlo es beneficioso en sí mismo, incluso si no haces nada conscientemente luego.

Por supuesto, funcionará mucho mejor si tomas medidas conscientes para hacerlo realidad.

Donde debes comenzar es identificando los pasos iniciales que te llevarán a donde acabas de decir que desea ir. Por lo general, los grandes finales tienen un comienzo humilde.

Para mí, comencé a ver algunos resultados casi de inmediato. Nunca antes había estado en régimen de musculación y comenzaba a perder mis músculos lentamente, se me marcaban las costillas.

Cuando estaba respondiendo la pregunta sobre mi salud, me di cuenta de que tendría casi 40 años en diez años y que probablemente necesitaría comer mejor para entonces.

Así que dije que quería que mi dieta fuera más saludable, con más comidas caseras, verduras crudas y ensaladas. 

Poco después comencé a leer The 4-Hour Body de Tim Ferriss y leí sobre la dieta baja en carbohidratos. Parecía factible, y como estaba en la parte de atrás de mi cabeza que me había comprometido a comenzar a comer de manera más saludable, di el paso y comencé mi primer régimen serio de alimentación de mi vida.

Todavía estoy a dieta y me encanta. He ganado 17 libras desde mi peso más bajo, y todo ha sido músculo. Peso aproximadamente más que en la universidad, pero con una cintura más pequeña y más definición muscular en el pecho y los brazos.

Esto es parte del poder del plan de 10 años, te hace ver el área donde tienes la oportunidad de hacer un cambio positivo y te alienta a que lo hagas. Me di cuenta de que si quería estar saludable a los 40 años, tenía que comenzar mucho antes de tiempo.

Mira las cosas que tomarán mucho tiempo en hacer y descubre cómo comenzar.

 

Ejemplo de Mi Plan de Vida a 10 años

Puede ser útil para mí compartir algo de mi plan contigo para que puedas ver algunas de las cosas en las que pensé. A veces, los ejemplos proporcionan dirección e inspiración útiles.

Una de las cosas que escribí es que quería dos casas. Una en el hemisferio sur (Ej: Argentina) y otra en el hemisferio norte (Ej: España). Me irrita el calor, si puedo elegir  mi temperatura máxima son 24 grados celsius. Con dos casas puedo estar en invierno en Argentina cuando es verano en España y viceversa. Si no hubiera hecho este ejercicio, no habría pensado en eso y ahora ya lo tengo claro.

Aquí hay otra que salió sobre la casa que  fue interesante: quiero una configuración para la TV donde la TV pueda permanecer fuera de la vista cuando no esté en uso. Quiero una instalación donde la televisión no sea el centro del salón, con todo orientado hacia ella como una especie de santuario. Quiero que la televisión desempeñe un papel reducido en la vida de mi futura familia. 

No quiero eliminar la televisión por completo, más bien tener tiempo para compartir documentales y películas en familia, pero me gusta la idea de que el tiempo en familia se caracterice más por libros que por la televisión.

Un objetivo ambicioso que se me ocurrió es una de las tres vacaciones al año. Anticipo que mi vida será buenísima y no algo de lo que deba escapar, ¡pero creo que aún disfrutare de las vacaciones! 

La idea es tener al menos una vacación solo para mi futura esposa tipo luna de miel. Otra para mi madre y mis hermanos, y luego una tercera que incluirá mis amigos más cercanos.

 

Tu plan de vida a 10 años

Puede que quieras cosas diferentes a las mías. Eso está perfectamente bien.

Lo importante es que realmente aceptes lo que realmente quieres y comiences a buscarlo.

Te insto a que hagas esto tan pronto como puedas. Tome una libreta y un bolígrafo, siéntese (con tu pareja si está casado) y comienza a responder las preguntas. No necesitas responderlas en orden y no necesitas terminar una pregunta antes de pasar a las siguientes. Dale a tu imaginación espacio para recorrer. Puede reagrupar tus notas más tarde, la parte importante al principio es asegurarte de que todo se escriba.

Una vez que esté escrito de una manera que te satisfaga, reserva un tiempo periódicamente para revisarlo. La frecuencia con la que lo revisas depende de ti, pero sugeriría al menos una vez por trimestre.

Depende de ti si le cuentas o no a alguien. A veces, decirle a las personas puede ser útil, ya que le das la oportunidad de alentarte y proporcionar un nivel leve de responsabilidad. A veces puede ser contraproducente y amenazar con hundir tu progreso si son críticos. Si planeas compartirlo con otros, prepárate para las reacciones sarcásticas y agradece a los que te apoyen.

Puedes cambiar tu plan en cualquier momento. El plan está ahí para servirte, no al revés. Sin embargo, tener un plan escrito significa que cualquier cambio tendrá que ser intencional. Los planes que permanecen en tu cabeza pueden cancelarse pasivamente debido a la pereza.

Lo más importante de tu plan es que tienes uno. Tener un plan como este te lleva a la acción. Ya lo he visto suceder en mi propia vida. Si quieres dejar de ir a la deriva en la vida, este es el paso más grande que puedes dar en este momento exacto.

En diez años voy a tener una publicación que describe cómo mi vida es diferente gracias a mi plan de diez años para una vida por diseño. Espero que tú también.

¡Avancemos de aquí hasta tu vida extraordinaria!

Leave a Comment