6 Maneras de Comunicarte Asertivamente con Tus Seres Queridos

comunicación-asertiva-seres-queridos

Cada corazón canta una canción, incompleta,
hasta que otro corazón le susurra de vuelta.

—Platón

En un momento de la historia en la que nos estamos comunicando más rápido que nunca (a través de mensajes de texto, WhatsApp, Email, etc), parece que casi no hay nadie entre nosotros que no pueda usar algunos consejos para facilitar una comunicación más asertiva para nuestras interacciones con las personas que más nos importan.

Aquí hay algunas ideas para la comunicación asertiva:

1. Dígales lo importantes que son a menudo.

Aquí hay una llamada de atención para ti: no importa cuán seguro estás del amor de alguien siempre es bueno que se lo recuerden.

Amar a alguien y hacer que te ame de vuelta es el fenómeno más precioso del mundo, y debe expresarse como tal.

Cuando realmente amas a alguien, sé amante en palabras y hechos todos los días. No andes por la tangente. Se directo.

Si aprecias a alguien hoy, díselo. Si adoras a alguien hoy, muéstralo.

Los corazones a menudo se confunden y se rompen por las palabras pensadas que se dejan sin hablar y los hechos amorosos se dejan de hacer.

Puede que no haya un mañana. Hoy es el día para expresar tu amor y admiración.

2. Comunica tus sentimientos abiertamente.

Es posible que tus padres te hayan dicho que no es lo que dices sino cómo lo dices lo que cuenta.

Esto puede ser cierto en un entorno profesional, pero cuando se trata de mantener abiertas tus relaciones más cercanas, la transparencia honesta es imperativa.

Expresa cómo te sientes realmente.

Di lo que quieres decir y dilo de verdad.

Proporciona a las personas importantes en tu vida la información que necesitan, en lugar de esperar que sepan lo que no se puede conocer. 

Expresa tus miedos, lágrimas, dudas e inseguridades. Deja que tus seres queridos te experimenten a Ti.

Ten el coraje de ser tú mismo delante de ellos.

Las relaciones florecen cuando ambas personas pueden compartir sus sentimientos y pensamientos más íntimos sobre sí mismos y entre sí.

Lo que es el amor es ser visto por alguien, en forma cruda, y ser adorado de cualquier manera.

3. Habla la verdad.

Como un hombre sabio dijo una vez: “Digo la verdad porque es lo más fácil de recordar”.

Vivir a través de una fachada supone una carga increíble para tu bienestar emocional.

Hablar la verdad, incluso y con mayor frecuencia cuando duele, libera espacio mental y aumenta tu capacidad de conectarte con las personas que te importan. 

Ten en cuenta que una gran parte de esa apertura requiere asumir la responsabilidad personal por tus acciones incorrectas.

Por ejemplo: si sabes que tus acciones o palabras han lastimado a un ser querido, debes admitir inmediatamente tus faltas y enfrentar la realidad.

Si vives por la verdad, encontrarás consuelo y paz al final.

Si vives por la comodidad y la paz ahora al evitar la verdad, no obtendrás ni la comodidad ni la paz ni la verdad, solo tendrás deseos de comenzar y un arrepentimiento duradero al final.

4. Haz preguntas reflexivas y escucha atentamente.

Con demasiada frecuencia subestimamos el poder de una pregunta reflexiva y un oído atento que está completamente presente y enfocado.

Aunque es una acción simple, una que tiene el potencial de cambiar una vida.

Y una vez que preguntes, asegúrate de escuchar para entender, no para responder y escucharse hablar. A

veces una respuesta ni siquiera es necesaria. Escuchar es una actitud sincera del corazón, un deseo genuino de estar con otra persona que atrae y sana, tal vez sin siquiera decir una palabra. 

5. Deja que tus acciones hablen por sí mismas.

Las acciones hablan mucho más alto que las palabras. Cuando amas a alguien tienes que actuar en consecuencia.

Podrán decir cómo te sientes acerca de ellos simplemente por la forma en que los tratas a largo plazo.

Puedes pedir perdón mil veces, o decir “Te quiero” todo lo que quieras, pero si no vas a probar que las cosas que dices son ciertas, no lo son.

Si no puedes mostrarlo, tus palabras no son sinceras.

Y recuerda que no se trata tanto de lo que haces por tus seres queridos como del amor que pones en lo que hace por ellos.

Aprende lo que más les importa y hazlo un hábito.

6. Toque.

El tacto tiene una memoria duradera. 

A veces acercarse y tomar la mano de alguien es el comienzo de un hermoso viaje. 

A veces un abrazo largo habla más fuerte que todas las palabras en el mundo. 

A veces tus labios no pueden articular con precisión lo que quieres decir sin usarlos para besar. 

Y a veces, francamente, un momento de conmoción es la diferencia entre la desesperación y la capacidad de continuar.

El contacto físico puede hacer o romper una relación y puede comunicar respeto o ridículo.

Algunos de nosotros necesitamos un toque más que otros, pero una interacción física, ya sea un abrazo, un apretón de manos, una palmadita en la espalda o de otra manera, es importante en sus relaciones más cercanas. 

Reflexiones finales

Te puedes evitar mucha irritación y angustia simplemente por estar más consciente de lo que tus seres queridos valoran en la comunicación. Te animo a que dediques una hora para discutir este artículo con alguien que amas. Puede ser revelador para ganar más claridad sobre la forma en que les gusta ser amados.

Tu turno…

¿Qué dices o haces cuando quieres mostrar a alguien que amas?

¿Cómo te gusta que otros te muestren que te aman? 

Por favor, comparte respondiendo a continuación.

Leave a Comment