10 Cosas para Recordar Cuando Te Sientes Solo, Triste y Vacío

me-siento-solo-triste-vacio

“Estar solo nunca se sintió bien. A veces se sentía bien, pero nunca se sentía correcto”.

-Charles Bukowski

“Esta mañana me sentí perdida y sola mientras conducía a casa después de una ruptura brutal con mi novio. Encendí el radio y estaba sonando la canción de Michael Jackson “You Are Not Alone”. Unos segundos más tarde, en el momento exacto en que comenzó el coro, pasé un enorme letrero con grandes letras negras que decían: “¡NO ESTÁS SOLO!”

Ese es el primer párrafo de un correo electrónico que recibí de una lectora llamada Claudia. Me hizo sonreír porque me encanta cuando la vida entrega mensajes aparentemente casuales como esos -in your face!- justo cuando más los necesitamos. 

Pero el resto del correo de ella describió con más detalle su lucha continua por sentirse “perdida y sola” en la vida. Lo que me hizo pensar…

¿Por qué la gente tiene que sentirse así? ¿Cuál es el punto de todo esto? Millones de personas en este mundo, todas ellas anhelan la conexión y buscan experiencias específicas y personas para satisfacerlas. 

¿Pero que hacen? Se aíslan inadvertidamente en el proceso. ¿Por qué? ¿Será que tenemos el planeta aquí solo para alimentar nuestra soledad? 

Cuanto más he experimentado y explorado mis propios sentimientos de incertidumbre y soledad, más me he dado cuenta de lo necesarios que son estos sentimientos. Es bueno para nosotros dedicar tiempo a explorar lo desconocido, solos. Nos da la oportunidad de descubrir quiénes somos realmente y de qué se trata la vida.

Aquí hay algunas cosas que debes tener en cuenta cuando te sientas solo, triste y vacío:

1. No eres el único sintiéndose solo.

Muchos de nosotros estamos luchando la misma batalla a tu lado. Estamos todos juntos en esto. Así que no importa cuán avergonzado o patético te sientas por tu propia situación, debes saber que hay otros que experimentan las mismas emociones. Cuando te escuchas a ti mismo decir: “Estoy solo”, es solo tu mente preocupada tratando de venderte una mentirita. Siempre hay alguien que puedes contactar. Quizás no puedas hablar con ellos de una vez, pero están allí fuera, y eso es todo lo que necesitas saber ahora mismo.

2. A veces cuando estás solo, necesitas estar solo.

A veces necesitas estar solo, no para sentirte solo, sino para disfrutar de un poco de tiempo libre solo para ser tú mismo y encontrar tu camino. Los momentos en que te sientes solo son los momentos que más necesitas para estar solo. Esta es una de las ironías más crueles de la vida.

Necesitamos soledad, porque cuando estamos solos nos separamos de nuestras obligaciones, no tenemos que montar un espectáculo, y podemos escuchar nuestros propios pensamientos y sentir lo que nos dice nuestra intuición. 

Y la verdad es que, a lo largo de tu vida, habrá momentos en que el mundo se calmará y lo único que quedará será el latido de tu propio corazón. Por lo tanto, es mejor que aprendas su sonido, de lo contrario nunca entenderás lo que te está diciendo. 

(Recomiendo leer: El Poder de Los Introvertidos — Consíguelo en Amazon aquí.)

3. Primero debes estar un poco perdido para encontrar lo que estás buscando.

No hasta que estés perdido en este mundo, no podrás comenzar a encontrar tu mejor camino. Debes perder una manera de vivir para encontrar otra.  Darse cuenta de que estás perdido es el primer paso para vivir la vida que deseas. El segundo paso es dejar la vida que no quieres. 

Hacer un gran cambio de vida es bastante aterrador. ¿Pero sabes qué es aún más aterrador? Lamentar. Puedo decirte por mi propia experiencia de vida que encontré amor, lo perdí, lo encontré, lo perdí y luego lo encontré una vez más. Pero cada vez lo que encontré fue más increíble que el anterior. Así que recuerda que todo el mundo sufre en la vida en algún momento. Todo el mundo se siente perdido a veces. La clave es usar tus experiencias para crecer. Cuando apliques lo que estás aprendiendo en tus elecciones y acciones futuras, te mueves hacia delante no hacia atrás. Te vuelves más fuerte y más sabio. No es fácil, pero al final vale toda la pena.

4. Se trata de aceptar la realidad de lo que es.

No puedes encontrar paz escapándole a la vida. La vida gira con cambios inesperados; así que en lugar de evitarlo, tome cada cambio y la experiencia como un desafío para el crecimiento. O le dará lo que quiere o le enseñará cuál es el siguiente paso. Y recuerde, encontrar la paz en la vida no significa estar en un lugar donde no haya ruido, ni desafíos, ni trabajo duro. Significa estar en medio de esas cosas mientras mantienes la calma en tu corazón.

Honestamente, la vida es demasiado corta para pasarla en guerra contigo mismo. Las mayores decepciones en nuestras vidas a menudo son el resultado de expectativas mal puestas. Dejar ir las expectativas innecesarias es tu primer paso hacia la felicidad. Vive con una mentalidad de paz y aceptación, y puedes lidiar con casi cualquier cosa.

5. En cada situación, TU elige su actitud.

Comprométete a ser positivo. Entiende que la mayor parte de tu desdicha o infelicidad está determinada no por tus circunstancias, sino por tu actitud. Una persona feliz no es una persona que siempre está en una buena situación, sino una persona que siempre tiene una buena actitud en cada situación. 

Así que sonríe a aquellos que a menudo tratan de envidiarte o lastimarte. Muéstrales lo que falta en su vida y lo que no pueden quitarle. Hacerlo no significa olvidar o ceder, significa que eliges la felicidad sobre el dolor.

(Recomiendo leer: El Cerebro de Buda — Consíguelo en Amazon aquí.)

6. Estar solo no significa que te sientes solo, y sentirte solo no significa que estás solo.

El problema no siempre es estar solo. Es sentirse solo en la presencia de otros. Uno puede estar solo en medio de una multitud. ¿No estás de acuerdo? Así que ten esto en cuenta y elige tus relaciones sabiamente. 

Siempre es mejor estar solo que estar mal acompañado. Y cuando decidas regresar por alguien, hazlo porque realmente estás mejor con esta persona. No lo hagas por el simple hecho de no estar solo.

7. Todas las personas que te importan NO necesitan apoyar tus decisiones.

Los amigos y la familia no siempre apoyarán tus metas, pero debes perseguirlas de todos modos. Sigue tu intuición. Seguir tu intuición significa hacer lo que se siente bien, incluso si no se ve o suena bien a los demás. Solo el tiempo lo dirá, pero nuestros instintos humanos rara vez se equivocan. 

Incluso si las cosas no salen como anticipaste, al menos no tendrás que pasar el resto de tu vida preguntándote qué pudo haber sido. Así que no te preocupes por lo que piensan los demás. Solo sigue viviendo y diciendo tu verdad. Habrás aprendido algo nuevo que te seguirá más adelante.

Por ejemplo: cuando empecé a bloggear muchos le chocaba que dejara atrás una carrera prometedora en ingeniería civil para estar inventando online. En sus estándares me estaba volviendo loco pero yo sentía que tener un impacto positivo en la vida de los demás era mi propósito de vida.

Una pista: tú sabrás que estás en el camino correcto en la vida cuando no estás interesado en mirar hacia atrás y estás ansioso por dar el siguiente paso, independientemente de lo que piensen los demás.

8. No eres quien solías ser, y eso está bien.

Has sido herido. Has pasado por muchos altibajos que te han convertido en lo que eres hoy. A lo largo de los años, han sucedido muchas cosas, cosas que han cambiado tu perspectiva, te han enseñado lecciones y han forzado a tu espíritu a crecer. A medida que pasa el tiempo, nadie permanece igual, pero algunas personas todavía te dirán que han cambiado. Respondeles diciendo: “Por supuesto que he cambiado. De eso se trata la vida. Sigo siendo el mismo ser humano, solo ahora un poco más fuerte que nunca”.

9. Lo mejor que puedes hacer cambia día tras día.

Hazlo siempre lo mejor que puedas. Y date cuenta de que “lo mejor” va a cambiar repetidamente. Por ejemplo, será diferente cuando estés sano en lugar de enfermo.

Bajo cualquier circunstancia, simplemente haz lo mejor que puedas en el momento presente y evitarás el juicio propio, el maltrato y el arrepentimiento. Y recuerda que no importa lo que esté sucediendo, puedes combatir de manera eficiente las batallas de hoy.

Es solo cuando se agregan las batallas de esas dos eternidades abismales, ayer y mañana, que la vida se vuelve abrumadoramente complicada. Así es necesario vivir solo un día a la vez, solo hoy, justo aquí, ahora mismo. Y haz lo mejor que puedas en él. 

10. Todo importa al final: cada paso, cada arrepentimiento, cada sonrisa y cada lucha.

Los acontecimientos aparentemente inútiles te suman algo. El trabajo de salario mínimo que tenías en la escuela secundaria. Las noches que pasaste socializando con colegas que nunca más ves. Las horas que pasaste escribiendo pensamientos en un blog personal que nadie lee. Contemplaciones sobre planes futuros elaborados que nunca llegaron a ser. 

Todas esas noches solitarias que pasaste viendo series y columnas de noticias y películas y animes y cuestionando tus propios principios sobre la vida, el sexo y la religión, y si eres lo suficientemente bueno como piensas. Todo esto te ha fortalecido. Todo esto te ha llevado a todos los éxitos que ya has tenido. Todo esto te ha hecho quien eres hoy.

El turno es tuyo…

¿Qué te ayuda a mantenerte positivo cuando te sientes perdido y solo? ¿Qué es lo que intentas tener en presente cuando te enfrentas a mucha incertidumbre?