10 ideas para tener el día de hoy suuuper positivo y feliz :)

Como-tener-dia-postivo-feliz

El comienzo es siempre ahora.

No importa lo que la historia de tu día haya implicado hasta ahora, el resto de tu día depende de lo que hagas en este momento. 

Escríbelo en tu corazón que el resto de hoy será increíble. 

Aquí hay algunas ideas para ayudarte a lograrlo:

1. Suelta el timón.

Tratar de controlar cada pequeñez en cada momento es estresante. 

La vida debe ser vivida, no estrangulada. 

A veces tienes que relajarte y dejar que la vida suceda sin preocupación y control incesantes.

A partir de ahora suelta en vez de apretar demasiado fuerte. 

Toma una respiración profunda. 

Cuando el polvo se asiente y puedas ver de nuevo el bosque por los árboles, da el siguiente paso adelante. 

No tienes que saber exactamente a dónde va cada segundo para dirigirte a un lugar excelente. 

Todo en la vida está en perfecto orden, ya sea que lo entiendas o no. 

Solo toma un instante conectar todos los puntos.

2. Enfócate un una visión hacia adelante.

No puedes volver a cómo eran las cosas, o cómo pensabas que deberían ser. Todo lo que realmente tienes es ahora. 

Lo más inteligente que puedes controlar en la vida es tu reacción a lo que está más allá de tu control. 

Morar en la negatividad del pasado simplemente contribuye a su poder. 

Así que deja de concentrarte en lo que pasó y comienza a concentrarte en lo que te va a hacer avanzar.

La vida de todos tiene aspectos positivos y negativos: si eres feliz y exitoso o no, depende en gran medida de en qué aspectos te centres. 

Lo mejor que puede hacer ahora es soltar lo que no puede controlar e invertir su energía en las cosas que puede.

3. Termina una tarea pendiente de tu lista de tareas pendientes.

Posponer algo al instante lo hace más difícil y aterrador. 

Lo que no comiences hoy no terminarás mañana. 

Y no hay nada más estresante que la persistencia perpetua de una tarea inacabada.

Sabes lo que querías hacer, pero lo pospones y te molesta desde el fondo de tu mente. 

¡Detén las molestias tomando medidas ahora!

(Recomiendo leer: Organízate con Eficacia — Consíguelo en Amazon aquí.)

4. Pasa una hora trabajando en algo que te conmueva.

Cuando logras ese equilibrio entre el desafío de una actividad y tu habilidad para realizarla. 

Cuando el ritmo de tu trabajo se sincroniza con tu propósito. 

Cuando sabes que lo que estás haciendo marca la diferencia, te absorbes por la actividad hasta el punto en que el tiempo deja de existir (Flow). 

Así es como se siente la verdadera pasión y felicidad.

Entonces, ¿hay algo que hagas regularmente que te haga olvidar qué hora es?

En tu día promedio, las experiencias tipo Flow como estas son esos destellos de una vida intensa cuando estás absorto en una tarea significativa que te hace sentir más vivo. 

Estas experiencias óptimas pueden suceder cuando trabajas, remunerado o no, y eso te mueve. 

Te recomiendo trabajar de esta manera es algo que debe realizar durante al menos una hora a diario.

5. Prueba algo totalmente nuevo.

Sal de tu zona de confort y prueba algo totalmente nuevo. 

¿Qué has pensado hacer, pero no has tenido el coraje o el tiempo para intentarlo? 

Pon en la mirilla algo pequeño que puedas lograr en una hora o menos. 

Puede ser una actividad completamente nueva o simplemente una pequeña experiencia, como hablar con un extraño.

La variedad realmente es la especia de la vida. Puedes ver o hacer algo un millón de veces, pero solo puedes verlo o hacerlo por primera vez una vez. 

Por eso las experiencias por primera vez a menudo elevan nuestros espíritus y nuestra conciencia.

Entonces, ¿qué hay de nuevo para TI?

6. Ayuda a alguien a sonreír.

No hay mejor ejercicio para mejorar nuestro mundo que agacharse a diario para levantar a alguien. 

No esperes a que la gente sonría. Muéstrales cómo. 

Haz algo bueno por alguien que no tiene forma de devolverte el dinero. 

Hazlo porque puedas y porque hace del mundo un lugar más feliz.

Cuando tienes un impacto positivo en la vida de otra persona, también tienes un impacto positivo en tu propia vida. 

Haz algo que sea más grande que tú, algo que ayude a otra persona a ser feliz o sufrir menos. 

Lo prometo, será una experiencia extremadamente gratificante. 

Y tu pequeño gesto podría tocar una herida que solo la bondad puede curar. 

(Recomiendo leer: Objetivo Felicidad — Consíguelo en Amazon aquí.)

7. Pasa tiempo con un amigo que te soporta en tus locuras.

Puedes pasar por la vida y hacer nuevos amigos cada año, prácticamente todos los meses, pero no hay sustituto para los pocos que realmente te hacen mejor persona. 

Estas no son las personas que simplemente son amables contigo. Ellos son los que te ayudan a descubrir las cosas que te detienen. 

De maneras sutiles traen ideas que cambian tu vida. 

Estos amigos no solo se sientan a tu lado sin saberlo. Sacuden tu mundo, revelan sus obstáculos y debilidades, y siguen siendo parte de tu vida porque les importas.

Amigos como estos son las personas más importantes que conocerás porque derriban los muros invisibles que has construido en tu mente. En otras palabras, entran en tu vida y revelan nuevas y valiosas capas de ti mismo que nunca hubieras descubierto sin ellos.

Pasa algún tiempo hablando (Skype call maybe) con una de estas personas hoy.

8. Reflexiona sobre la bondad de la vida.

Te mereces un tiempo cada día en el que las preocupaciones no se interpongan en el camino de tu felicidad. 

Momentos en los que, incluso si algunas personas son insensibles o poco amables a tu alrededor, no te importará porque te das cuenta de que las bendiciones que has recibido son mucho mayores que las cargas con las que estás lidiando. 

Hoy puedes crear un tiempo como este para ti. Hay poder en la positividad.

Piensa en la bondad. Agradece todas las bendiciones que ya tienes. 

A menudo damos por sentado las cosas que más merecen nuestra gratitud. 

¿Qué pasaría si le hicieras un regalo a alguien y no te lo agradecieran? ¿Es probable que les des otro? 

Los eventos diarios en tu vida responden de la misma manera. 

Para atraer más de las bendiciones que la vida tiene para ofrecer, debes estar agradecido por lo que ya tienes.

9. Date un poco de tiempo para mí.

Tienes batallas en el mundo que luchar, inseguridades para superar, seres queridos con los que luchar y objetivos que alcanzar, pero es necesario un descanso de todo. 

Es perfectamente saludable hacer una pausa y dejar que el mundo gire sin ti por un tiempo.

Anímate y reserva un poco de tiempo para estar solo con tus propios pensamientos hoy. 

Disfruta el espacio entre las conmociones. No digas nada, piensa en silencio, solo sé y respira. 

Date la oportunidad de descubrir quién eres realmente y de descubrir por qué siempre estás solo … Y por qué eso está perfectamente bien.

10. Vive el presente. Aquí! ahora mismo.

A propósito, dejé este punto para el final porque abarca perfectamente todos los puntos anteriores. 

Ser. 

Es importante estar aquí ahora. 

No dejes pasar tu vida. 

Presta atención a lo que sucede dentro y alrededor de ti. 

No te apresures a lo siguiente.

No puedes detener el futuro. 

No puedes rebobinar el pasado. 

La única forma de vivir es presionar play. 

Entonces, en lugar de pensar en lo que sucedió hoy más temprano, o preocuparse por lo que podría suceder más tarde, simplemente practica ser y vivir en este momento. 

Este momento, después de todo, es el único tiempo garantizado para ti. 

En este momento es todo lo que realmente hay. 

Ahora mismo es la vida. 

Abre los ojos para que no te lo pierdas.

Reflexión final

Eres un trabajo en progreso. 

Lo que significa que llega poco a poco, no de una vez. 

El resto de hoy es un nuevo día, un nuevo comienzo. 

  • Reemplaza la negatividad con positividad. 
  • Ten pensamientos positivos. 
  • Ejercita tu mente y cuerpo. 
  • Lo saludable es feliz. 
  • Inspírate. 
  • Crea. 
  • Ríe. 
  • Corre. 
  • Juega. 
  • Ama.
  •  Aprende. 
  • Dale un cumplido a alguien. 
  • Realiza un acto de bondad al azar. 
  • Aprovecha una idea en la que creas.

Tienes la oportunidad de hacer estas cosas todos los días: hacer los cambios necesarios y convertirse lentamente en la persona que desea ser. 

Solo tienes que decidir hacerlo. 

Decide que hoy es el día. 

Dilo: “¡Este será mi día, comenzando ahora!”


Guarda el pin dando click a la imagen.