¿Quieres Volver a Ser Feliz? -Las 15 Cosas a las que Debes Renunciar

volver-a-ser-feliz-a-pesar-de-todo

Renunciar no siempre significa que eres débil;
a veces simplemente significa que eres lo suficientemente fuerte e inteligente como para dejarlo ir.

Nos sucede a todos a medida que crecemos. 

Descubrimos más acerca de quiénes somos y cómo es realmente la vida, y luego nos damos cuenta de los cambios que debemos hacer. 

El estilo de vida que hemos estado viviendo ya no encaja. 

El entorno y las relaciones que hemos conocido desde siempre ya no existen, o ya no sirven a nuestros mejores intereses. 

Así que apreciamos todos los grandes recuerdos, pero nos encontramos en una encrucijada, abandonando lo viejo para dar paso a un nuevo comienzo.

Por eso quiero recordarte que HOY es el primer día del resto de tu vida. 

El camino por delante está completamente abierto. ¡Puedes ser feliz otra vez!

Pero primero tienes que rendirte:

  1. Elegir no hacer nada. – No puedes elegir cómo vas a morir, o cuándo. Solo puedes decidir cómo vas a vivir, ahora mismo. Cada día es una nueva oportunidad para elegir. Elige cambiar tu perspectiva. Elija cambiar el interruptor mentalmente de negativo a positivo. Elige encender la luz y deja de preocuparte por la inseguridad y la duda. Elige hacer un trabajo del que estés orgulloso. Elige ver lo mejor de los demás y mostrar lo mejor de ellos. Elige vivir verdaderamente tu vida, ahora mismo.

  2. Las excusas que sigues recitándote a ti mismo. – Tarde o temprano te darás cuenta de que lo que cuenta no es lo que pierdes en el camino. Es lo que haces con lo que todavía tienes. Cuando dejas ir, perdonas y sigues adelante, de ninguna manera cambias el pasado, cambias el futuro.

  3. Evitando la realidad del presente. – No puedes cambiar lo que te niegas a confrontar. No puedes encontrar la paz al evitarla. Enfrenta los problemas antes de lidiar con tu felicidad. No dejes que una dura lección endurezca tu corazón. Recuerda, las mejores lecciones de la vida generalmente se aprenden en los peores momentos y en los peores errores. Cuando pierdes algo, no lo pienses como una pérdida -acéptalo como un regalo que te llevará por el camino que debías recorrer todo el tiempo. Agradece tu pasado por todas las lecciones y sigue adelante. Repite: “Querido pasado, gracias por las lecciones y la sabiduría. Querido futuro, estoy listo para ti! “

    (Recomiendo leer: El Poder del Ahora — Consíguelo en Amazon aquí.)

  4. Piensas demasiado y te preocupas por todo. – Cuando tus miedos te hacen mirar demasiado a fondo, creas problemas, no los soluciona. Si piensas y piensas y piensas, te creerás como si no tuvieras felicidad una y otra vez. La preocupación no quita los problemas del mañana, quita la paz y el potencial de hoy. Deja de pensar demasiado en todo. La vida es demasiado corta.

  5. Quién fuiste en el pasado. – Encuentra el equilibrio que te permita ser quien realmente eres. Tu peor batalla es entre lo que sabes y lo que sientes. Una de las decisiones más difíciles que tendrás que tomar nunca es cuándo quedarse quieto y esforzarse más o cuándo simplemente tomar tus recuerdos y seguir adelante. A veces tienes que alejarte de la persona que has sido y recordar a la persona que se suponía que eras, la persona que eres capaz de ser y la persona que realmente eres.

  6. Resistencia a los dolores del crecimiento. – Recuerda, no podemos convertirnos en lo que necesitamos ser permaneciendo exactamente como somos. La vida es cambio, pero el crecimiento es opcional. Elige sabiamente. Cuando nos perdemos en las cosas que amamos, nos encontramos allí también. Así que si te apasiona algo, persíguelo. Sal de caja. Sabrás que estás en el camino correcto en la vida cuando te vuelvas completamente desinteresado en mirar hacia atrás y ansioso por dar el siguiente paso.

  7. Dudando de tu propia fe y coraje. – Puedes ser un cómodo o un valiente, pero no puedes ser ambas cosas. Al dar un salto de fe, descubres quién eres verdaderamente capaz de llegar a ser. La fe ve lo invisible, siente lo intangible y logra lo imposible. Se trata de creer cuando estás más allá del poder de la razón para creer. Y el coraje es morir de miedo, y luego dar el siguiente paso. Que siempre encuentres la fe y el coraje para hacer lo que temes hacer.

  8. Pensando que no tienes lo que se necesita. – Nadie te va a cegar y te pegará tan fuerte como lo hará la vida. A veces la vida te derribará y te mantendrá allí si lo dejas. Pero no se trata de lo difícil que te puede golpear la vida. Se trata de lo duro que puedes ser golpeado mientras continúa avanzando. Eso es lo que es la verdadera fuerza. Y de eso se trata ganar el juego de la vida.

  9. Con vistas a todo lo que es maravilloso. – Haz tu mejor esfuerzo y entrega el resto. Cuando te quedas atrapado en el arrepentimiento de la vida que crees que deberías haber tenido, terminas perdiendo la belleza de lo que tienes. Te será difícil ser feliz si no estás agradecido por las cosas buenas de tu vida en este momento.

  10. El pesimismo y el diálogo interno negativo. – Hablar de nuestros problemas es nuestra mayor adicción. Rompe este hábito negativo. Mejor habla de tus alegrías, tus amores y tus sueños. Lo que ves en la vida a menudo depende completamente de lo que estás buscando. Al final, no es lo que dices, es cómo lo dices. No es lo que haces, es cómo lo haces. No es lo que ves, es cómo lo miras. No es cómo es tu vida, es cómo la vives.

  11. Orgullo excesivo. – Sal de tu propio camino. Deja de juzgar a todos y todo. El orgullo es uno de los mayores enemigos de tu felicidad y crecimiento. Abre tu mente antes de abrir la boca. No odies lo que no sabes. La mente es como un paracaídas: no funciona cuando está cerrado. O como C.S. Lewis lo expresó tan profundamente: “Una persona orgullosa siempre está menospreciando las cosas y otras personas; y, por supuesto, mientras miras hacia abajo, no puedes ver algo hermoso que esté por encima de ti”.

  12. No le das una oportunidad a la gente que te rodea. – La vida es un tapiz de personas que entran y salen de tu vida, las personas entran en tu vida por una razón, una temporada o una vida. Todos tienen algo que ofrecer y compartir contigo. Imagina tratar a cada persona con la que te encuentres, sin importar lo fugaz que sea, como una historia intrigante que espera ser contada. Pero la historia solo se puede contar si alguien la pide. La pediriás? Esa persona que ves delante de ti, sin importar quién sea, joven o vieja, rica o pobre, enojada o amable, es como una película de éxito lista para cautivarte. Pero, primero tienes que comprar un boleto.

  13. Comparándote con todos los demás. – A veces la razón por la que luchamos con la inseguridad es porque comparamos nuestras circunstancias detrás del escenario con el evento destacado de todos los demás. Ríndete. No compares tu Capítulo 1 con el Capítulo 15. Sigue a tu propio camino, escribe tu propia historia de vida y nunca te rindas. Recuerda esto: Fórmula de la felicidad = Haz tu mejor esfuerzo y siéntete bien al respecto. | Fórmula de la infelicidad = compararse con todos los demás.

    (Recomiendo leer: La Felicidad es El Camino — Consíguelo en Amazon aquí.

  14. Dejar que los juicios de los demás controlen tu vida. – La gente sabe tu nombre, no tu historia. Han escuchado lo que has hecho, pero no lo que has pasado. Así que toma sus opiniones de ti con un grano de sal. Al final, no es lo que piensan los demás, sino lo que piensas sobre ti mismo lo que cuenta. A veces tienes que hacer exactamente lo mejor para ti y tu vida, no lo mejor para todos los demás.

  15. Perder el tiempo procrastinando. – Recuerda, eres el cliente de un banco llamado Time. Cada mañana te acreditan 86.400 segundos. Cada noche se cancela, como una pérdida, cualquier resto que no hayas invertido para un buen propósito. No lleva balance. No permite sobregiros. Cada día abres una nueva cuenta para ti con el mismo depósito de 86,400 segundos. Cada noche quemas los restos del día. Si no utilizas los depósitos del día, la pérdida es tuya. No hay vuelta atrás. No hay sorteo contra el mañana. Debes vivir en el presente solo con los depósitos de hoy. Inviértelo para obtener de él lo mejor en salud, felicidad y éxito. Estás haciendo retiros en este segundo. Haz que cuenten.


Guarda el pin dando click a la imagen.